Viajar a Gante

 

Ahí estábamos, montados en un confortable avión de RyanAir dirección Charleroi, el aeropuerto secundario de Bruselas. Era el segundo viaje que hacíamos con nuestro hijo y parecía que empezábamos a tener la situación controlada. Nos esperaban 3 días en Bélgica para conocer dos ciudades de la región de Flandes. Gante y Brujas. En este post os hablaré de Gante, una pequeña ciudad a media hora en tren de Brujas.

Vuelos baratos a Bruselas, ¡nos vamos!

¡Alto, alto! Hablemos primero de lo que interesa. Bruselas tiene una oferta muy amplia de vuelos desde cualquier parte de Europa a precios muy bajos. Siendo el centro político europeo es normal que haya una frecuencia de vuelos suficientes para que los precios esten de derribo. Es una opción a tener en cuenta si nunca has visitado esta zona y el presupuesto es justo.

Un apunte para los que viajéis con bebés. RyanAir no cobra el billete del bebé pero si que cobra unas tasas. Suelen ser unos 40€ o eso nos han ido cobrando las veces que hemos viajado con ellos. Dependiendo el precio de los vuelos y viendo las tasas que se pagan, puede que nos salga más a cuenta comprarle un billete y que al menos tenga asiento.

¿Cómo llegar a Gante desde el Aeropuerto?

Miré varias opciones para hacer el trayecto Charleroi-Gante. La del tren me pareció la más problemática por la de vueltas que teníamos que dar. Que no se me malinterprete, los trenes en Bélgica tienen fama de ser muy puntuales y eficientes, pero en nuestro caso escogimos el autocar.

Queríamos llegar lo antes posible para aprovechar el viernes.  El autocar era el transporte más rápido para ese trayecto y el más económico. Los billetes costaron 15€ por persona y en una hora y media estábamos haciendo el check-in en el hotel de Gante.

Hasta ahora había ido todo perfecto, nuestro hijo había estado entretenido las dos horas de vuelo y se había dormido en el trayecto del autocar. ¡Papás 1 – Bebé 0! ¡Vamos a visitar Gante!

castillo condes de Flandes Gante
Castillo de los Condes de Flandes, Gante

¿Qué ver en Gante?

La ciudad de Gante es muy pequeña. Hay cuatro líneas de tranvía en la ciudad y las cuatro tienen parada en el centro histórico. Una vez ahí es muy recomendable pasear y disfrutar de sus calles. Nos pareció una ciudad muy tranquila, también es cierto que ya eran las 16:00 de la tarde y las tiendas cierran muy pronto. Menos el Primark, que cerraba como en España, sobre las 21:30 y donde mi mujer, para no perder la costumbre, se compró una mochila.

La oferta turística es ámplia y tiene su plato fuerte en la Catedral de San Bavón con el retablo de la Adoración del Cordero Místico. También no hay que dejar de visitar el Castillo de los Condes de Flandes y el campanario de Belfort. Sin embargo, lo que me gustó más de Gante, fue el callejear por su centro histórico. Está repleto de edificios medievales y los suelos están todos adoquinados, que por cierto, tenían un efecto somnífero en nuestro hijo con el traqueteo del cochecito.

La tarde pasó volando y volvimos paseando al hotel con unas patatas fritas belgas, que si que son más crujientes, pero puede que exageren un poco al decir que son las más buenas. Un paseo hasta el hotel y un McDonalds de rigor ponen fin al primer día en Bélgica.

Os dejo una lista de los atractivos turísticos de Gante.

iglesia San Nicolás Gante
Iglesia de San Nicolás, Gante

Top 5 de cosas que ver en Gante

  1. Torre Belfort: Se trata de una torre construida en 1313 que alberga un museo en el interior y unas preciosas vistas de la ciudad. Horarios y precios en la web oficial.
  2. Catedral de San Bavón: Catedral de estilo gótico donde se encuentra la obra de la adoración del cordero mísitico.
  3. Puente de San Miguel: Desde este puente se pueden observar una buenas visats de  la ciudad. Mires a donde mires, tienes un preciosa postal de gante.
  4. Castillo de los Condes de Flandes: Castillo de los condes es una de las fortalezas mejor conservadas de europa. En el interior alberga el Museo del Tribunal de Justicia y el Museo de Armas. Horarios y precios.
  5. Casco histórico de Gante: Hay varios museos en la ciudad, pero creo que se disfruta más dando un paseo  su casco histórico.

Al día siguiente tocaba dejar el hotel y coger un tren dirección Brujas. En el próximo post explicaré como nos fue por la Venecia del norte.

 

Ver post de Brujas

Volver a Europa

Volver a la página principal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *